Biomassa

Abengoa teme perder la mayor planta de biomasa del mundo

Friday, 04 de December de 2015

Abengoa corre peligro de perder el contrato para construir la mayor planta de biomasa del mundo, ubicada en el Reino Unido, si no recibe el aval bancario que lo garantice. La firma andaluza ganó el pasado agosto el concurso presentado por el grupo MGT Power por un valor de 600 millones de euros junto a la japonesa Toshiba. El grupo ha dado la voz de alarma ante la posibilidad de perder, además, otros contratos por una cifra que se aproxima a los 6.000 millones. Por ello ha demandado el apoyo de los acreedores y del Gobierno.
más información

El pasado mes de agosto Abengoa anunció a bombo y platillo la consecución del contrato para levantar una planta en el puerto de Teesside, en Middlesbrough (Reino Unido),con una potencia de 299 MW de energía eléctrica y vapor, ambos para su autoabastecimiento y para ser exportados a la industria cercana y a los usuarios. Abengoa, que va en compañía de Toshiba, se ocupará de la ingeniería, el diseño y la construcción de la que será la mayor planta de biomasa del mundo si sigue adelante. La nueva instalación empleará como combustible astillas de madera y otros recursos forestales y generará energía renovable para el equivalente a 600.000 hogares.

Este era el segundo contrato de construcción de una planta de energía y vapor a partir de biomasa que Abengoa consigue en menos de un año, tras el que obtuvo en noviembre de 2014 en Gante (Bélgica) por 315 millones y q ue también corre el mismo riesgo de perderlo si no recibe los avales correspondientes. Abengoa cuenta con instalaciones de biomasa en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos.

Abengoa puede perder dichos contratos si los avales bancarios, sin los cuales no siguen adelante. Por ese motivo, ha demandado el apoyo de los bancos y del ministro de Economía, Luis de Guindos, para que lo facilite a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).
887 filiales, de las que 223 no facturaron

El grupo Abengoa se compone de 887 empresas, de las que el 53% están en España, según datos de Informa D&B. Del total, 364 son sociedades mercantiles (el resto son UTE) y 223 no facturaron en 2014. La mayoría está en Andalucía. Las empresas en el extranjero están sobre todo en América (el 44% en Suramérica). El sector energético agrupa gran parte (47%), pero la facturación generada por estas empresas proviene en un 46% del sector de servicios empresariales, mientras el 39% de las personas empleadas se dedican a la construcción

Abengoa cuenta con una cartera de pedidos por valor de 8.800 millones, según las cuentas del tercer trimestre de este año. Parte de estas adjudicaciones estarían pendientes del acuerdo con los acreedores financieros. Además, en perspectiva existen otros 4.000 millones en proyectos y contratos pendientes de adjudicar, de los que 3.000 millones están en la fase de finalistas. En definitiva, la cifra total que se maneja ronda los 6.000 millones, según las fuentes consultadas.

Esas fuentes han recalcado que la pérdida de los contratos llevaría inevitablemente a la inactividad del grupo y, por tanto, a la quiebra definitiva, ya que, a su vez, provocaría el impago tanto a la banca como a los proveedores. Asimismo, destacan que los avales son necesarios para poner en marcha la financiación del proyecto y no representan aumento de la deuda.

La desconfianza generada en torno al grupo andaluz ha elevado las dificultades, pese a que la banca, representada por un comité de siete bancos, se ha mostrado proclive a hacer el esfuerzo. Para los bancos es la mejor forma de garantizar la recuperación de los préstamos concedidos a la empresa. “De lo contrario, sería pegarse un tiro en los pies”, sostienen las fuentes consultadas.

Por otra parte, el ministro Guindos ha manifestado que el ICO está dispuesto a aportar su apoyo, aunque dijo también que estudiaría el impacto de las indemnizaciones del expresidente, Felipe Benjumea, y del ex consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, por su salida del grupo (un total de 20 millones de euros).

Abengoa está presente en más de 50 países, en los que se está jugando la oportunidad de poner en valor los fundamentales de la compañía construida desde el talento y la tecnología.
 

EL PAIS



Marcadores: